ARTÍCULO DEL P. FABIO CIARDI PARA ENTENDER EL CALADO Y LA SIGNIFICACIÓN DE ESTE GESTO DEL SANTO PADRE BENEDICTO XVI

Hablando en latín, en el Consistorio para la canonización de los mártires de Otranto, el Papa Benedicto XVI anunció que, el 28 de febrero, dejará su cargo porque, según ha explicado, «mis fuerzas, por la edad avanzada, ya no son las adecuadas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino «.

 «¡Es un gigante!». Es la primera palabra que me ha salido tras la noticia de la renuncia de Benedicto XVI. En el libro-entrevista con el periodista alemán Peter Seewald, «Luz del Mundo«, ya había previsto esta posibilidad: «Si un Papa comprende que ya no es capaz física, psicológica y espiritualmente, para desempeñar las funciones de su cargo, entonces tiene el derecho y, en algunos casos también la obligación, de renunciar».

En la larga historia del pontificado romano se conocen cinco o seis papas que han renunciado a su cargo; famosísimo, Celestino V. Se trata de una posibilidad prevista en el Código de Derecho Canónico. Y sin embargo, es una circunstancia tan rara y lejana en el tiempo, que deja a todos sorprendidos.
Sorprendidos y admirados por la lucidez y por la humildad de la decisión. La presentación que hizo de sí mismo al inicio de su pontificado como «sencillo y humilde siervo en la viña del Señor» no era retórica. Materializa la llamada de Jesús a «renunciar», después de trabajar por su causa, como «siervo que ha cumplido su misión».
Sí, es un gigante Benedicto XVI. Muestra a todos que el ejercicio del poder es auténtico servicio, hasta el punto de que cuando ya no se tiene la capacidad para cumplirlo, se lo deja a los demás.
Pero ¿en realidad no tiene la capacidad? El 2 de febrero, tuve la alegría de encontrarme con él personalmente en una breve conversación intensa en la que he captado su profundidad de espíritu, su lucidez de pensamiento, pero también su extrema fragilidad física. Con su gesto muestra que mide sus fuerzas con la magnitud de la tarea, y el gesto refuerza el papado y la persona de Joseph Ratzinger.

11-02-2013 de P. Fabio Ciardi, o.m.i.
Fuente: Città Nuova

Comentarios 1

  • Nos ha impresionado este artículo del P. Fabio en el que habla de Benedicto XVI como “un gigante” en el amor y servicio a la Iglesia. Como nunca lo sentimos como padre cercano, que ha abierto un camino y ahora dice, después de su renuncia de ayer: “seguid vosotros”. Cómo nunca, sentimos la necesidad de dar gracias a Dios, de alegrarnos de la presencia real de Cristo en la Iglesia: ¡Él está entre nosotros! Y eso nos da una gran tranquilidad, “estamos en las mejores manos”, tranquilidad que nos estimula y anima a seguir trabajando: GRACIAS SANTO PADRE.Paco y Toñi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

quince + catorce =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error

¿Te ha gustado este blog? Pues comparte lo bueno :)

Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram
× ¿Cómo puedo ayudarte?