COMIENZO DE CURSO DE LA DELEGACIÓN DIOCESANA DE PASTORAL FAMILIAR DE GRANADA.

COMIENZO DE CURSO DE LA DELEGACIÓN DIOCESANA DE PASTORAL FAMILIAR DE GRANADA.
Con la visita que el lunes 25 de noviembre realizó el Arzobispo de Granada, D. Javier Martínez, al Centro de Orientación Familiar Ronda 110, damos por concluido este comienzo de curso de la Delegación Diocesana de Pastoral Familiar, que en el tiempo ha durado un poco más que otros años, pero que como nunca ha sido un impulso para trabajar por y  para la familia.
Ya en septiembre, el grupo de trabajo de la Delegación a través de varias reuniones, fue delineando la propuesta de actividades para este curso, que pretenden ser la escusa para crecer entre nosotros en el espíritu de comunión, para disfrutar de la alegría de sentirnos hijos de Dios y miembros de esta bella familia que es la Iglesia.

En octubre tres han sido los momentos fuertes del mes:

Primero las Jornadas de Guadarrama de Pastoral Familiar y Movimientos Familiares, que este año con el título de “Itinerarios para novios cristianos” han tenido lugar en la Residencia Fray Luis de León de Guadarrama los días 4, 5 y 6 de octubre de 2013 y que ha tratado sobre uno de los grandes retos de la Iglesia hoy, acompañar a los novios  para que puedan vivir un día la gran esperanza  de su amor en el matrimonio. Unos días en los que se reflexionó sobre cuáles son los pasos y las prácticas que pueden configurar estos itinerarios de fe para los novios. Presididas por Mons. D. Juan Antonio Reig Pla, presidente de la Subcomisión para la Familia y Defensa de la Vida, contó con la presencia de D. José Noriega con las ponencias “El despertar de la vocación al amor y sus etapas hasta el matrimonio” y “La nueva narrativa  sobre el noviazgo y sus efectos: soledad e indeterminación del tiempo”; interesante ponencia de  D. Manuel González, sobre “Ritos y prácticas. Símbolos y significados; D. Ignacio Serrada que habló sobre “La narrativa en la configuración del ‘nosotros’  y de la ‘generatividad’: uso de las narraciones  y prácticas  de la interpretación y aceptación de la diferencia”; D. Juan de Dios Larrú con la ponencia “La configuración del ‘para siempre’: narraciones y prácticas de promesa y perdón”; concluyendo D. Elio Gallego, con la ponencia “XXX aniversario de la carta de los derechos de la familia” que celebramos este año.
Hubo momentos para la oración y la reflexión, muchos momentos de convivencia, de conocer a las otras delegaciones y movimientos, de compartir experiencias, problemas, dificultades, anhelos y deseos… la alegría de compartir con todos la pertenecía a esta Iglesia que camina hacia la unidad y la comunión de todos.

Otro momento realmente vivo e interesante fue el encuentro con los Agentes de la Casa Diocesana de la Familia y los Equipos de Cursos de Formación al Matrimonio y a la Vida de Familia que colaboran en la Casa Diocesana de la Familia en esta bella labor de la Pastoral Familiar, nunca nos cansaremos de elogiar la labor que unos y otros hacen, muchas veces callada y desconocida, pero que por los ecos de los novios, tanto bien hacen. Son ocho los equipos que actualmente imparte los cursos, formados por dos o tres matrimonios y un sacerdote, en las distintas modalidades de varios fines de semana o intensivos que con su carácter subsidiario de  los de las parroquias tratan de atender la demanda de los novios. La atención en la casa de la familia se hace de forma presencia la mañana de los lunes, miércoles y viernes y  previa cita, las tardes de los lunes, martes y jueves. La reunión tuvo lugar el lunes 7 de octubre en la que se presentó la propuesta de cursos para 2014.

Terminando el  mes de octubre, el lunes 28 tuvo lugar la reunión de la Delegación de Pastoral Familiar, como a nosotros nos gusta considerarla: el grupo de trabajo y los Movimientos. Y en esta ocasión contamos con la presencia de D. Javier Martínez, nuestro arzobispo, como nunca, su presencia entre nosotros, supuso para todos un aldabonazo para seguir trabajando por las familias, por todas las familias, desde nuestra querida Iglesia de Granada. Comenzamos la reunión presentándonos, pues en este nuevo curso algunos movimientos han cambiado sus responsables; estaban presentes, el Movimiento Familiar Cristiano, Los Equipos de Nuestra Señora, Hogares Don Bosco, las Familias de Famisión de Cristianos sin Fronteras, Familias Nuevas del Movimiento de los Focolares, El Encuentro Matrimonial, y Hogares Nuevos Obra de Cristo, no estaban presentes, pero nos habían hecho llegar sus saludos y cercanía: las familias de la Institución Teresiana y las familias del Movimiento Familia Albertiana. 
En un ambiente familiar y cercano y después de presentarnos, fuimos poniendo en común, los proyectos para este curso y todo aquello que nos anima a trabajar por y para la familia. Don Javier fue acogiendo todas las realidades que se iban presentando, al tiempo que les preguntaba para conocerlos mejor, aunque las realidades ya las conocía, disfrutaba con lo que cada matrimonio iba contando de su familia y de sus vidas. Después nos animó a continuar en este bello trabajo a favor de la familia, del servicio que los movimientos prestan a la Iglesia y a la sociedad; a cada uno de nosotros nos animaba a tener siempre la vista fija en el “cielo”, solo el Amor que nace de Dios puede ser garantía para una familia. Solo Cristo Resucitado llena de sentido la inmensidad de la generosidad, de amor, de gratitud, de sacrificio, de ofrenda que supone cada día la vida de la familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error

¿Te ha gustado este blog? Pues comparte lo bueno :)

Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram
× ¿Cómo puedo ayudarte?