EL PAPA CLAUSURÓ EL VI EMF DE MEXICO.

Después de saludar a los asistentes y de dar las gracias de manera especial a las familias que, sin ahorrar esfuerzos, se habían congregados en torno al altar del Señor, el Santo Padre alentó a que los miembros de los hogares cristianos: «sean personas libres y ricas en valores humanos y evangélicos, en camino hacia la santidad, que es el mejor servicio que los cristianos podemos brindar a la sociedad actual” animó a reforzar nuestra confianza en el Señor y a reavivar nuestra fe que se nutre de la atenta escucha de la Palabra de Dios y de la oración constante en la vida de familia.

Continuó después Benedicto XVI contemplando a la familia como el santuario del amor, amor del que nacen los hijos, fruto de la donación total y generosa, original de la familia, fundamento indispensable en la sociedad y los pueblos; la familia ocupa un lugar destacado en la educación de la persona. El Santo Padre destacó como Jesús puso de manifiesto esta dimensión de la familia, honrando a la Virgen y a San José.

La familia fundada en el matrimonio indisoluble entre un hombre y una mujer expresa esta dimensión relacional, filial y comunitaria, y es el ámbito donde el hombre puede nacer con dignidad, crecer y desarrollarse de un modo integral” sin dejarnos engañar por un concepto de libertar basado en caprichos e impulsos subjetivos que conducen al subjetivismo y encierran al individuo en la prisión de su propio yo “la familia fundada en el matrimonio indisoluble entre un hombre y una mujer expresa esta dimensión relacional, filial y comunitaria, y es el ámbito donde el hombre puede nacer con dignidad, crecer y desarrollarse de un modo integral”.

“…más que teorías, se necesita la cercanía y el amor característicos de la comunidad familiar. En el hogar es donde se aprende a vivir verdaderamente, a valorar la vida y la salud, la libertad y la paz, la justicia y la verdad, el trabajo, la concordia y el respeto·. La familia puede mantenerse firme en el amor de Dios y renovar la humanidad en el nuevo milenio».

Terminó sus palabras anunciando que el VII Encuentro Mundial de las Familias se celebrará en Milán (Italia) en el 2012, con el tema: “La familia, el trabajo y la fiesta”. Y confió a la protección de la Virgen Santísima a todas las familias, recordándonos que nuestra felicidad está en hacer la voluntad de Cristo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

3 + once =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error

¿Te ha gustado este blog? Pues comparte lo bueno :)

Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram
× ¿Cómo puedo ayudarte?