FIESTA DE LA FAMILIA 2008

La mañana del sábado amaneció con un cielo radiante, pero con mucho frío, por la tarde a algunos les costó llegar a sus lugares de origen. Desde Huetor Tajar nos llamaron diciendo que estaba nevando; también algunos de los que vinieron de Orgiva, nos comentaban que se habían encontrado con alguna dificultad.
Incluso a Francisco y Javier, que venían del Seminario Mayor para participar de la fiesta y colaborar en la parte de la meditación, el coche se les paró, cerca ya de Regina Mundi.

Pero ni el frío ni los inconvenientes pudieron con nuestra fiesta, el calor de la familia era más fuerte que las condiciones meteorológicas adversas y a las doce dábamos comienzo con un animado programa para toda la familia.

Para los que os suene a nuevo esto de la fiesta, el sábado 10 tuvimos la Fiesta de la Familia que la Delegación Diocesana de Pastoral Familiar de Granada había convocado con motivo de la celebración de la Solemnidad de la Sagrada Familia.
Habíamos quedado en el Colegio de Regina Mundi de las Hijas de la Caridad de Calle Arabial, donde nos sentimos acogidos con calor y cariño por la comunidad, y por unas horas fuimos una familia reflejo de de la belleza de Dios amor presente en medio de todos. Un flash de como viviremos en el Cielo.

Rápidamente se entró en un clima de acogida, de relación entre los distintos movimientos y asociaciones…. Un cálido ambiente de familia, de una única familia y un paso más en las actividades que desde la Delegación se organizan para todas las familias de la Diócesis El reto sigue siendo el mismo: “que nadie se quede sin saber que se reúne la familia”

Después de la acogida y unas palabras de bienvenida, D. Manuel Reyes, sobreponiéndose al frío, nos introdujo en el significado del lema de la Jornada de la Familia: “Familia: escuela de humanidad y transmisora de la fe”. Ver a la familia como escuela de humanidad y como iglesia doméstica en la que es natural transmitir la fe.

Después se meditó sobre un texto del Cardenal Francisco Javier Van Thuan en el que habla de la “Razón de nuestra esperanza”. Se presentó a un Dios que nos ama inmensamente, que llega hasta la locura hacia nosotros, de una forma muy dinámica y con participación de los asistentes. Desde la alegría y plenitud del amor fiel de Enrique y Mari Carmen que nos contaron como Dios se ha hecho presente tantas veces en su familia en sus cincuenta años de casados. O a la fuerza y pasión al hablar de Dios en sus vidas de Juan Diego y María José, pasión que los lleva a ser testigos de ese Amor que renueva constantemente la vida del matrimonio y de la familia. A la entrega y generosidad de la que nos hablaban Pepe y Encarnita en su dedicación a las familias que acuden al Centro de Orientación Familiar Ronda 110, un trabajo generoso y desinteresado que choca en un mundo donde todo es mercantilmente cuantificable.

La comida, imprescindible en cualquier reunión familiar, compartir, reír, hablar… un bello momento de comunión entre todos los asistentes y de entrar en calor.

Y la fiesta. Todo el día era fiesta pero por la tarde disfrutamos entre todos: canciones, magia, animación de la sala, solistas de piano, canto… Una bella coral nos hizo vibrar.. Álvaro, nuestro artista más joven es ya la segunda vez que participa en la fiesta nos deleitó con un bello tema infantil sobre lo bello que es la familia unida..

Terminamos con la Eucaristía dando gracias al Padre que nos había reunido para celebrar la fiesta de la Sagrada Familia, la fiesta de cada una de nuestras familias. La fiesta de la familia de la Diócesis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

8 − 6 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error

¿Te ha gustado este blog? Pues comparte lo bueno :)

Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram
× ¿Cómo puedo ayudarte?