IX SEMANA DE LA FAMILIA GRANADA. ORACION POR LAS FAMILIA. JUEVES 24 DE MARZO.

IX SEMANA DE LA FAMILIA GRANADA.
ORACION POR LAS FAMILIA.
JUEVES 24 DE MARZO.

El miércoles 23 nos hablaba D. Javier de la Palabra de Vida y la Familia y como teníamos que ser conscientes de que nuestra vida de cristianos, la dimensión fundamental de nuestra experiencia de fe en la vida de familia es el encuentro con Jesucristo. Vivir la Palabra de Dios en la familia, tiene que ser algo vital, esencial en nuestras vidas y que nos hace, como Iglesia, sentirnos familia.

Y hoy, esa dimensión de familia, ha sido plena. Una familia numerosa, con muchos hermanos que con la sencillez de sentirnos en las mejores manos, hemos orado en familia, con la familia y por la familia.

Como el año pasado, la Parroquia de la Magdalena de Granada nos ha acogido para la tarde de oración en familia; muchas familias, religiosas, jóvenes, algunos niños. Entre nosotros D. Manuel Reyes, nuestro Vicario General y alma de la Pastoral Familiar, D. Antonio Jesús Rector del Seminario Mayor. También nos acompañaba D. Francisco Montero, párroco de la Magdalena y al que le queremos agradecer el cariño y la dedicación con la que ha recibido a las familias de Granada.

Después de la adoración del Santísimo, hemos rezado las 1ª Vísperas de la Encarnación del Hijo de Dios, presididas por el Rector del Seminario Mayor, D. Antonio Jesús Pérez y conducidas por nuestros queridos seminaristas. Le hemos dado gracias al Señor, le hemos cantado con alegría, nos hemos sentido reconfortados por su presencia que acariciaba, unas oración que como decía el Venerable Juan Pablo II se hace vida y toda una vida que se hace oración en cada una de nuestras familias.
Sentimos que tenemos que dar las gracias a Dios por estas jóvenes vocaciones al sacerdocio, ver la alegría en sus rostros por sentirse llamados por Dios en su vocación al sacerdocio ¡qué necesidad tenemos las familias de la cercanía de los sacerdotes en nuestra vida!

Con el canto del Magníficat, nos alegramos y damos gracias a Dios por su generosidad y misericordia, por su gran amor hacia nosotros; cantamos la belleza de María, y con ella acogemos el don gratuito de su Hijo, y aprendemos de sus virtudes para vivirlas en nuestra vida de familia, en nuestras casas, en nuestras familias. Que la Santísima Familia de Nazaret sea nuestro modelo continuo de vida familiar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error

¿Te ha gustado este blog? Pues comparte lo bueno :)

Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram
× ¿Cómo puedo ayudarte?