MOVIMIENTO DE LOS FOCOLARES GRANADA. NAVIDAD 2012

FAMILIAS NUEVAS DE LOS FOCOLARES.
“MERCADILLO SOLIDARIO”
Nuestro “Mercadillo Solidario” llega a su quinta edición y tiene como finalidad recoger fondos, este año, para los daños causados por el paso del Huracán Sandy por Santiago de Cuba. Ante esta noticia que nos ha llegado, no solo por la televisión, sino directamente de  los Chicos por la unidad  de Cuba. Los y las Gen 3 no podían quedarse pasivos ante esta situación, y como ya tenían programado su mercadillo solidario de Navidad lo han dedicado para ayudar a estos gen 3 y a sus familias en Santiago de Cuba.
Una actividad que ha nacido de la iniciativa Gen 3, pero que ha contado con la colaboración de toda la comunidad. Muy de mañana el sábado comenzamos a montarlo todo, eran muchas las cosas que habían llegado de providencia: juguetes, libros, ropa, cerámica abalorios… había de todo. Pero sobre todo muchas ganas de trabajar, de hacer bien las cosas, de ser amor para cada uno que se nos acercara. No solo estábamos trabajando por Cuba: con estas pequeñas iniciativas, con las relaciones que se van construyendo, se va trabajando por el mundo unido, por la fraternidad universal.
 Un señor compraba varios collares y abanicos, nos decía que suele visitar un asilo y que compraba todas esas cosas para las ancianas porque a ellas les encantaban todas estas cosas.
 El Mercadillo lo hicimos en el  Salón de la Carrera de la Virgen de las Angustias el fin  de semana del sábado 15 y domingo 16, lo anunciaron en las misas de la Basílica. Fue una experiencia muy enriquecedora para los chicos por la unidad de Granada y para todas las familias que se han volcado para ayudar. Había personas que entraban y compraba algo y de nuevo volvían con otras cosas pues ellas querían  colaborar no solo comprando, sino compartiendo lo que tenían en sus casas.

 “FIESTA DE NAVIDAD”

 La comunidad de Granada realizamos cada año en Navidad una fiesta de “familia” para compartir entre nosotros, con nuestras familias y amigos la alegría del nacimiento de Jesús. Es un sencillo momento de familia, en el que se comparten los “talentos” como en cualquier reunión de familia y que tiene también una estupenda merienda en la que se comparte lo que cada uno trae..
.En el salón de actos del Seminario Mayor de San Cecilio improvisamos un pequeño estudio de televisión, con un ameno programa animado por los jóvenes del Movimiento. 

El título era “La Navidad es familia”. Comenzaron  los más pequeños con un teatro sobre el nacimiento de Jesús, eran verdaderos artistas y tomándolo muy en serio. Por el escenario pasaron todos los personajes del Belén, muy bien ataviados y escenificaron el misterio de la Navidad “Dios entre nosotros”.
En otro momento se escenificó como la naturaleza nos ayuda a “a amar al hermano” si somos capaces de observar como “ama la creación”: una gallina clueca y sus pollitos van de camino, si alguno se aleja o se cae, no se limitan a llamarlo y se quedan tranquilos, se acercan donde el pequeño caído está y todos juntos vuelven al camino.

Después las familias hicieron una representación de cómo reconocer a Jesús en cada hermano; como podemos estar tan ocupados esperándolo, que no lo reconozcamos en esos Jesús cotidianos que nos encontramos en cada persona que se nos acerca. Se cantaron villancicos y terminamos con una meditación sobre la Navidad.
“HAN DESALOJADO A JESUS”¿Quiere llevarse Jesús a casa?

Como todos los años, el fin de semana anterior a Navidad, las calles están invadidas de espíritu de consumo y cuesta trabajo ver como en muchas casas no se celebra de verdad la Navidad porque Jesús no está presente.
 Y en medio una cantidad abrumadora de gente que salía para realizar las compras de navidad, en Puerta Real se encontraba un grupo de niños y niñas pequeños que detenían a los apresurados transeúntes para regalarles un Niño Jesús con una pregunta: ¿Quiere llevarse a Jesús a su casa?

Había respuestas de todas las clases, incluso quién pensaba si sería una campaña de publicidad. También había quien se paraba y sonreía. Eran curiosas las reacciones de los que observaban a estos pequeños protagonistas, con un niño Jesús en las manos, en medio de tanto ajetreo y bullicio.
  El Niño Jesús de escayola que entregan, acostado en una cestita, adornada con pajitas, es elaborado por los mismos niños.  A los más pequeños de la casa, Chiara Lubich, les hizo un encargo particular: “en ninguna casa podía faltar Jesús” por eso cada año se proponen recorrer las calles de sus ciudades invitando a las personas con las que se encuentran a que se lleven a “Jesús a casa” porque en ninguna casa: ¡¡puede faltar Jesús!! Los más pequeños quieren hacernos recordar que el Niño Jesús ha nacido y que ese es el sentido de la Navidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecinueve + diez =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error

¿Te ha gustado este blog? Pues comparte lo bueno :)

Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram
× ¿Cómo puedo ayudarte?