VIDA, DERECHO Y RAZÓN: EL DEBATE DEL SIGLO XXI D. BENIGNIO BLANCO RODRIGUEZ

Con magistral claridad de ideas y una gran capacidad para trasmitirlas nos entusiasmo para que defendiéramos la vida desde el instante de la concepción hasta el final. Partió de la premisa que debemos amar y respetar a la mujer que aborta porque esa situación no es agradable para ella y aunque parezca que libremente la adopta hay muchos condicionantes que la empujan a hacerlo. También el concebido no nacido que desde el mismo instante de la concepción es un ser diferente de sus padres pero persona aunque dependiente, por ello más necesitado de protección y con unos conocimientos de embriología fácilmente comprensibles nos lo evidenció. No hay que hacer caso de slogans que las más de las veces carecen de base sino razonar como seres racionales que somos. También nos informó de cómo países que fueron los primeros en legislar a favor del aborto ahora estaban legislando en contra después de ver los efectos tan negativos que tiene sobre la mujer y su entorno. Esto se evidenció claramente en el turno de preguntas  tanto por un médico como por un profesor de secundaria.

Además hay que destacar que a pesar de que al inicio de la conferencia casi no se podía oír por los gritos de personas a favor del aborto la intervención del moderador que invitó a que entrasen en la sala y que después preguntasen y dijeran lo que quisieran hizo posible el dialogo más allá de la diferencia de opiniones. 
Después en la cena en un grupo más reducido al hilo de algunas preguntas defendió la importancia de la familia y el ejemplo de los padres a la hora de educar a los hijos en esa cultura de la vida que se desarrolla con la base del Amor con mayúsculas que nos la da Jesús.
RESUMEN QUE HAN MANDADO LOS ORGANIZADORES:
La conferencia de Benigno anoche en Granada fue apasionante. Es una historia de ilusiones, de no tener miedo a descubrir la verdad en la que todos, sin excepción fuimos protagonistas.
Me emocionó que cuando unos reventadores, -ajenos al ámbito universitario-, querían destrozar la conferencia, un grupo de universitarios se levantó de manera espontánea de sus asientos y salieron a defender la libertad de expresión, frente a los radicales excluyentes. Sin contar con que el decano de Medicina, supo dialogar con ellos magistralmente, para convencerles que hay que respetar y escuchar para exponer razones.
Y es que como quedó demostrado, entre los asistentes, había todo tipo de opiniones.
***Eso es una maravilla.
Benigno Blanco hizo un recorrido sobre la situación actual del aborto, en revisión en muchos países del mundo y la casuística real, -a pie de obra-, con la que se encuentran cada día las asociaciones y los voluntarios que atienden a las madres embarazadas con problemas.
No existe el paraíso que algunos nos pretenden mostrar detrás de abortar, y si, una verdadera tragedia ante la que, -cada vez más-, se cuentan con voluntarios extraordinarios con un corazón “así de grande”.
Dentro del turno de preguntas, me quedo, –por ejemplo-,  con el comentario de una doctora que atiende en su puesto de trabajo, a las mujeres que quieren abortar, -casi todas los días-. Su testimonio, deja escaso margen a una ideología fracasada y siniestra que no sale de unos lemas ¿electoralistas?, de los años 70,vacíos de contenido.
O con el comentario de un profesor que relató que alumnas suyas han abortado con ¡¡15 años!!! y que quedan trastornadas afectándoles en los estudios.
Esa es la vida real.

Un día sensacional para el debate y la reflexión, más allá de los dogmas sensibleros y para encontrarnos con una sociedad que ya no se traga teorías caducas, desconsideradas para la mujer y negativas para el ser humano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error

¿Te ha gustado este blog? Pues comparte lo bueno :)

Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram
× ¿Cómo puedo ayudarte?