VIGILIA DE ORACION POR LA VIDA PARA LA NOCHE VIEJA.


VIGILIA DE ORACION POR LA VIDA

PARA LA NOCHE VIEJA.

Nos parece una iniciativa realmente preciosa, además, surge de la Parroquia de la Encarnación de Motril (Granada/España), de comenzar el 2010 rezando por la vida. Es en la fiesta de la Encarnación del Señor cuando se celebra cada año la Jornada por la Vida

Con el sonido de las 12 campanadas que han inaugurado el Año Nuevo, la propuesta es:

ORAR POR LA VIDA

Vigilia de oración para el comienzo del año
Exposición del Santísimo
Vigilia por la Vida
Eucaristía
Oración a María Madre de la Vida

EXPOSICIÓN DEL SANTÍSIMO
CANTO: No adoréis a nadie, a nadie más que a Él.

VIGILIA DE ORACION POR LA VIDA

PRIMERA CA
MPANADA
Texto: Lc. 1,39-45

Mira, Señor, esa realidad tan cruel que invade nuestro mundo como es el aborto y que impide que cientos de miles de niños lleguen a nacer pues son asesinados en el seno de su madre.
Tú que desde el día de la encarnación estuviste los nueve meses en el seno de María, acoge en tu Reino a todos estos inocentes que mueren injusta y cruelmente, y haz que este mundo por el que Tú entregaste tu vida sea capaz de reconocer, valorar, respetar, y proteger la vida desde el instante de su concepción.
Que el seno de una madre nunca sea un lugar inseguro y peligroso para la vida humana.
Que todos los gobiernos legislen siempre defendiendo la vida humana, especialmente la de los más indefensos.
Ayuda a cada mujer embarazada, especialmente a las que tienen dificultades, a que vivan gozosas su vocación a la maternidad, acojan a sus hijos con amor, y encuentren siempre el apoyo que necesitan para sacar a sus hijos adelante.

CANTO: Hoy Señor te damos gracias.

SEGUNDA CAMPANADA
Texto: Ef. 6,1-4

Te pedimos Sor, por todas las familias, para que sean auténticas secuelas de vida en las que la persona es amada y respetada por sí misma.
Que cada familia sea una verdadera comunidad de vida y amor en la que los miembros más pequeños encuentren el clima para crecer en armonía,
“en estatura, sabiduría y gracia”, y puedan llegar así a madurar como Personas desde una libertad responsable basada en principios y valores
que les permitan saber tomar las opciones fundamentales de su vida y así vivir verdaderamente felices.
CANTO: Hoy Señor te damos gracias.

TERCERA CAMPANADA
Texto: Sb. 12-16

Te pedimos, Señor, por los ancianos y por todas las personas que se Encuentran en la última etapa de su vida, para que mantengan viva la ilusión por vivir, no se sientan nunca solos ni abandonados, experimenten la cercanía y el cariño de los suyos, y el respeto y el reconocimiento de toda la sociedad, y sean un testimonio de aliento para los más jóvenes.
Que todos reconozcamos que cada vida humana vale, no por su utilidad o productividad, sino por sí misma.
CANTO: Hoy Señor te damos gracias.

CUARTA CAMPANADA
Texto: Mt.4, 23

Mira, Señor, a todo el personal de la sanidad, llamado a cuidar la vida humana cuando ésta se encuentra más vulnerable como consecuencia de la enfermedad.
Ayúdales a vivir su trabajo como una verdadera vocación al servicio de la vida, cuidando a cada enfermo en su situación concreta, valorando y luchando por cada vida humana desde el instante de su concepción hasta el momento de su muerte natural, y ayudándole descubrir a cada paciente que su vida vale por sí misma, independientemente de las limitaciones materiales que pueda tener.
Que cada hospital, centro de salud, clínica, consulta médica o farmacia sean siempre un lugar al servicio de la vida.
CANTO: Hoy Señor te damos gracias.

QUINTA CAMPANADA
Texto: Ez. 18,26-32

Mira, Señor, a tantos que han caído en las redes de la droga, el alcohol o la pornografía, que degradan e incluso pueden llegar a destruir la vida humana.
Que sean capaces de descubrir y reconocer su error, asumirlo, recapacitar y reorientar sus vidas.
Que encuentren la ayuda y el apoyo necesarios para reconducir su existencia, y sobretodo que encuentren una motivación profunda, unos principios sanos y unos valores auténticos que les hagan descubrir dónde está el verdadero sentido de la vida y el valor insustituible e inalienable de la misma.
CANTO: Hoy Señor te damos gracias.

SEXTA CAMPANADA
Texto: Mt.6,19-21

Señor, es mucha la importancia que tiene la economía en el tejido social, tanto a niveles internacionales, como a pequeños niveles locales.
Te pedimos por todos los responsables de la economía, para que no escatimen esfuerzos en promover el desarrollo y erradicar la pobreza y la miseria que azota a tantos hermanos nuestros y les impide vivir dignamente, para que nunca el valor económico sea un absoluto o un fin, para que jamás esté la economía por encima del valor de la vida humana, para que el enriquecimiento de unos nunca sea a costa del empobrecimiento de otros, para que se vaya creando y extendiendo una economía al servicio de la vida las personas y de los pueblos que vaya generando unas relaciones económicas a todos los niveles que posibiliten y favorezcan unas condiciones de vida dignas para todos los habitantes del planeta, y para que todos descubramos cuál es la “verdadera riqueza” que nunca se podrá comprar con dinero.
CANTO: Hoy Señor te damos gracias.

SEPTIMA CAMPANADA
Texto: Is.52,7-9

Señor, son muchas las vidas que se pierden como consecuencia del terrorismo, de la guerra o de cualquier otro tipo de violencia.
Detrás de todo esto se esconde una minusvaloración y un desprecio muy grande de la vida humana, así como una degradación de la misma.
Y en la raíz de ello está el odio y el rencor que se ha apoderado de muchos corazones humanos.
A Ti, que proclamas “dichosos a los que trabajan por la paz” y dijiste desde la cruz “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen” te pedimos por todas las víctimas que genera esta cruel realidad, para que experimenten la paz, el consuelo y la solidaridad de todos, cesen las causas que generan este dolor, los terroristas y demás sembradores de violencia sean capaces de recapacitar y regenerar sus vidas, la humanidad aprenda a resolver sus conflictos desde la comprensión y el diálogo, los gobiernos legislen siempre a favor de la paz y la custodien, y todos seamos capaces de construir una civilización en la que se respete, se valore y se proteja la vida humana en cualquiera de sus etapas, desde el instante de su concepción hasta su muerte natural.
CANTO: Hoy Señor te damos gracias.

OCTAVA CAMPANADA
Texto: Mt.2,13-15

Señor, el fenómeno de la inmigración y el de los campos de refugiados son signo del elevado número de hermanos nuestros que carecen de unas mínimas condiciones dignas para vivir.
Muchos de ellos caen en las redes de las mafias y pierden su vida a bordo de una patera.
Otros son explotados trabajando en condiciones infrahumanas.
También hay quienes, engañados, terminan en las redes de la prostitución teniendo que vender su propio cuerpo para poder sobrevivir.
Te pedimos, Señor, que desaparezcan las causas que obligan a muchos a tener que emigrar de su tierra, con todo lo que ello supone de desarraigo y de separación familiar; que los gobiernos de todos los países promuevan un desarrollo sostenible que mejore las condiciones de vida de todos los ciudadanos y que seamos capaces de construir una sociedad en la que a todos, independientemente de su origen, raza, lengua, religión o cultura, se les reconozcan y respeten sus derechos como personas, y sean acogidos y valorados para que se puedan sentir integrados y queridos.
CANTO: Hoy Señor te damos gracias.

NOVENA CAMPANADA
Texto: Gn.1,26-31

Tú quieres, Señor, que el hombre domine la tierra, la trabaje, y trabajándola ponga a rendir sus talentos, y así con su trabajo realice sus cualidades y capacidades, y contribuya de esta manera a hacer un planeta más habitable y confortable en el que todos puedan vivir dignamente.
Pero muchas veces el trabajo, en lugar de ser camino de realización
se convierte en fuente de explotación:
Hay trabajadores que pierden su vida en accidentes laborales, otros son explotados injustamente o tienen que realizarlo en condiciones precarias, incluso de esclavitud.
Hay lugares donde se explota a los niños obligándoles a trabajar en horarios muy prolongados en condiciones muchas veces infrahumanas con salarios de miseria, destruyendo su propia infancia e impidiéndoles un crecimiento sano.
También hay niños que son secuestrados y reclutados como soldados en edades muy tempranas y preparados para matar.
Te pedimos, Señor, que desaparezca esta cruel realidad:
Que el valor de la vida humana esté siempre por encima de cualquier otro interés económico o de rentabilidad; que el trabajo constituya para cualquier trabajador en el sector que sea un camino en el que poder realizar sus cualidades y le permita recibir un sustento justo para tener unas condiciones de vida dignas.
Que nadie sea explotado en su trabajo y que todos los niños y adolescentes puedan vivir una infancia y adolescencia sanas que les posibilite crecer y madurar como personas preparándose para ocupar un lugar en la sociedad.
CANTO: Hoy Señor te damos gracias.

DECIMA CAMPANADA
Texto: Mt. 7,28-29

Te pedimos, Señor, por los colegios, institutos, y universidades, para que sean espacios verdaderamente educativos donde los alumnos vivan entre ellos un clima de respeto y convivencia en el que no haya ningún tipo de violencia, los profesores y educadores tengan autoridad moral y sepan transmitir a los educandos principios y valores que les lleven a respetar, valorar y apreciar la vida humana
en cualquier fase de su existencia desde el instante de su concepción hasta la muerte natural.
CANTO: Hoy Señor te damos gracias.

UNDECIMA CAMPANADA
Texto: Sb.14,20-27

Señor, el conocimiento humano y la ciencia han avanzado de una manera muy rápida en las últimas décadas.
Y aunque la ciencia en sí es buena, en muchas ocasiones se ha hecho un uso de ella para fabricar instrumentos de muerte cada vez más sofisticados.
Te pedimos, Señor, que la ciencia esté siempre al servicio de la vida, que todos los avances técnicos y científicos se empleen para favorecer la vida humana y contribuyan a que todos tengan unas condiciones de vida cada vez mejores.
Mira también a todos los hombres y mujeres del arte y el pensamiento para que desde sus diferentes foros contribuyan a crear una cultura de la vida.
Ilumina también a todos los que tienen en sus manos los medios de comunicación para que promuevan una mentalidad a favor de la defensa de la vida humana y vayan creando y extendiendo por todo nuestro mundo globalizado la cultura de la vida.
CANTO: Hoy Señor te damos gracias.

DUODECIMA CAMPANADA
Texto: Jn. 6,66-69

Mira, Señor, a tu Iglesia, que nace de la fuente de agua viva que brota de tu costado abierto.
A Ti, que tienes palabras de vida eterna, te pedimos que nos ayudes a mostrar, en una civilización como la nuestra con muchos signos de muerte, que Tú eres el camino, la verdad y la vida, que has venido para que tengamos vida en abundancia, que te haces Pan de Vida para nosotros, y que como Buen Pastor, das tu vida por nosotros, tus ovejas.
A ti que por tu encarnación has asumido la vida humana también en la etapa de gestación, te pedimos que nos des sabiduría y fortaleza para defender el valor insustituible de la vida humana en cualquier etapa de su existencia desde el instante de su concepción hasta la muerte natural.
A Ti que fuiste apresado, juzgado, encarcelado y azotado, te pedimos que mires a tantos hermanos nuestros que en distintas partes del mundo son calumniados, perseguidos, encarcelados o marginados de diversas formas por ser fieles a tu evangelio, y dales fortaleza para perseverar en tu seguimiento.
A Ti que fuiste condenado a muerte y clavado en la cruz, te pedimos que mires a los mártires de este siglo que, en distintos lugares del mundo, han entregado su vida por la causa de tu Reino.
A Ti, que eres la Resurrección y la Vida, y triunfaste sobre la muerte, te pedimos que sepamos sembrar esperanza, seamos verdaderos testigos de tu Resurrección y proclamemos de manera creíble que Tú nos llamas a la Vida eterna para gozar siempre de tu presencia en la plenitud de vida del Reino de los Cielos.
CANTO: Hoy Señor te damos gracias.

CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTÍA
ORACIÓN A MARÍA LA MADRE DE DIOS

Para los que deseen recibir el texto completo (lecturas y cantos) nos lo pueden pedir a: pastoralfamiliargranada@gmail.com o a la Parroquia de la Encarnación de Motril: parrencarnacionmotril@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

siete + 8 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error

¿Te ha gustado este blog? Pues comparte lo bueno :)

Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram
× ¿Cómo puedo ayudarte?